lunes, 15 de mayo de 2017

Con un par de...restos: bocata de pollo asado

Cuando hacemos barbacoa en casa solemos poner un par de muslos de pollo deshuesados con su piel en las brasas, tan sólo con sal y pimienta.

Quedan riquísimos recién hechos pero nos salvan alguna cena tarde y algún almuerzo con prisas, también podemos prepararlos con un cus-cús y una ensalada de pimientos, o hacer un shawarma casero-casero.


Además hemos leído que los bocatas gourmet para el almuerzo son ahora tendencia, jajaja, visto en el periódico El Mundo.

Vamos con nuestro bocata "tendencia" aprovechando unas sobras de la barbacoa: bocata de pollo asado.

Ingredientes (para dos):

  • 2 muslos de pollo deshuesados y asados
  • 2 huevos
  • pepinillos en vinagre
  • 1 cda mostaza
  • 1 cda miel
  • 2 cda yogur griego
  • 2 cda mahonesa
  • vinagre
  • pan 

Picamos en tiras finas los muslos de pollo, calentamos la sartén y salteamos a fuego fuerte, podemos añadirle más pimienta o las hierbas o especias que más nos gusten como garam masala o hierbas provenzales.


Mientras hacemos una salsa con dos cucharadas de yogur griego, miel, mostaza, vinagre, y mezclamos bien.

Cortamos unas buenas rebanadas de pan casero, éste lo hacemos nosotros en la panificadora con trocitos de cebolla frita.


Si el pan está recién hecho no, pero si lleva un par de días podemos darle un tostado ligero, después lo untamos con la salsa.


Cortamos los pepinillos en rodajas y los ponemos sobre la salsa, después el pollo y por último colocamos un huevo, ya sea frito, plancha o poché, lo que más nos guste o lo que nos dé tiempo a hacer.


Hacer un bocadillo no tiene más secreto: un buen pan, una buena salsa pringosa y un buen relleno.

A comer.

Espero que os guste.

No hay comentarios:

Publicar un comentario