miércoles, 5 de julio de 2017

Salsa para pasta III: setas y beicon

Si hay fondo de armario esta receta es de las de fondo de recetario, recetas que siempre están a mano y nos salvan en cualquier situación, nuestra salsa de setas y beicon.


Es un salsa rápida, nos da tiempo a terminarla mientras calentamos el agua y se cuece la pasta, preferiblemente pasta larga (espaguetis, tallarines,...). El truco de esta salsa: una anchoa en salazón en el sofrito. Vamos con ella.

Ingredientes de esta salsa de setas y beicon.
  • medio vaso de setas secas
  • 1/4 de cebolla
  • 3 lonchas de beicon 
  • 200 ml. nata para montar 
  • 1 anchoa en salazón
  • sal, pimienta, aceite 

Lo primero lavamos las setas secas, pueden llevar algo de tierra, y las ponemos en un vaso con agua hirviendo, las dejamos que se vayan rehidratando.

Picamos la cebolla y el beicon, y en una sartén los pochamos con una anchoa picada .


Sacamos las setas del agua y reservamos esta agua, las picamos y las añadimos al sofrito.


Salpimentamos y desglasamos con un par de cucharadas del agua de rehidratar.


Cuando esté seco le añadimos toda el agua restante, cuidado con los posos que pueden haber quedado en el vaso.


Añadimos la nata y bajamos el fuego, dejamos hervir unos minutos.


Cocemos la pasta y la añadimos a la sartén, si vieramos que ha quedado algo seca le añadimos un par de cucharadas del agua de hervir la pasta.


Servimos con un poco de queso rallado por encima, mejor un parmesano pero un manchego semicurado también va bien, y a comer.

Una receta rápida, fácil y sabrosa, espero que os guste.

Gracias por seguirnos.

lunes, 22 de mayo de 2017

Tallarines de calabacín a la amatriciana

Esta fue la última receta que pusimos por imágenes en el facebook antes de comenzar esta aventura de escribir un blog de cocina, volvemos a la temporada de calabacines y cómo no íbamos a publicar este sensacional plato: tallarines de calabacín a la amatriciana.


No sé cuántas veces voy a repetir que hay que aprovechar los productos de temporada, no sólo con recetas tradicionales (también) sino con nuevas ideas que surgen y después de muchas pruebas, nuestros "probalicos", los sacamos a la luz, o mejor al plato.
Para esta forma diferente de disfrutar de los calabacines del huerto necesitamos los siguientes ingredientes:
  • 1 calabacín mediano por persona
  • 4-5 tomates maduros
  • 1 ajo
  • 4 lonchas de beicon
  • 1 ccd tomate concentrado
  • guindilla, anchoas en salazón, aceite de oliva, sal pimienta
  • parmesano para rallar.
Lavamos bien los calabacines y retiramos culo y punta.



Sacamos tiras de calabacín con un pelador de verduras y después con el cuchillo o con este maravilloso pelador que ya saca las tiras directamente, una delicia, ya sabéis lo que nos gusta un cacharrillo para la cocina. 


Sacamos tiras hasta llegar al centro del calabacín donde están las semillas.


Reservamos los tallarines de calabacín, ahora a por la salsa.


No tiramos los centros de los calabacines porque con ellos hacemos una rica crema (que ya pondremos)


La salsa amatriciana ya la hemos hecho pero vamos otra vez con ella: en una sartén salteamos un diente de ajo, una anchoa en salazón y unos trozos de guindilla.


Añadimos el beicon picado y doramos


Incorporamos cuatro o cinco tomates maduros rallados, y una cucharada de tomate concentrado, o dos cucharadas de tomate frito, más que nada por el color, salpimentamos.


Freímos unos minutos, no debe quedar muy seco, añadimos algo de agua si fuese necesario, pero no mucha porque el calabacín soltará algo de líquido.


Incorporamos los tallarines de calabacín a la salsa, rectificamos de sal.



Dejamos cocer tapados unos ocho minutos a fuego suave. El calabacín debe quedar al dente.


Servimos rallando un poco de parmesano por encima.

Espero que os guste.

Gracias por seguirnos.

lunes, 15 de mayo de 2017

Con un par de...restos: bocata de pollo asado

Cuando hacemos barbacoa en casa solemos poner un par de muslos de pollo deshuesados con su piel en las brasas, tan sólo con sal y pimienta.

Quedan riquísimos recién hechos pero nos salvan alguna cena tarde y algún almuerzo con prisas, también podemos prepararlos con un cus-cús y una ensalada de pimientos, o hacer un shawarma casero-casero.


Además hemos leído que los bocatas gourmet para el almuerzo son ahora tendencia, jajaja, visto en el periódico El Mundo.

Vamos con nuestro bocata "tendencia" aprovechando unas sobras de la barbacoa: bocata de pollo asado.

Ingredientes (para dos):

  • 2 muslos de pollo deshuesados y asados
  • 2 huevos
  • pepinillos en vinagre
  • 1 cda mostaza
  • 1 cda miel
  • 2 cda yogur griego
  • 2 cda mahonesa
  • vinagre
  • pan 

Picamos en tiras finas los muslos de pollo, calentamos la sartén y salteamos a fuego fuerte, podemos añadirle más pimienta o las hierbas o especias que más nos gusten como garam masala o hierbas provenzales.


Mientras hacemos una salsa con dos cucharadas de yogur griego, miel, mostaza, vinagre, y mezclamos bien.

Cortamos unas buenas rebanadas de pan casero, éste lo hacemos nosotros en la panificadora con trocitos de cebolla frita.


Si el pan está recién hecho no, pero si lleva un par de días podemos darle un tostado ligero, después lo untamos con la salsa.


Cortamos los pepinillos en rodajas y los ponemos sobre la salsa, después el pollo y por último colocamos un huevo, ya sea frito, plancha o poché, lo que más nos guste o lo que nos dé tiempo a hacer.


Hacer un bocadillo no tiene más secreto: un buen pan, una buena salsa pringosa y un buen relleno.

A comer.

Espero que os guste.

martes, 9 de mayo de 2017

Guisos de temporada (I): sepia con guisantes y patatas

Nos hemos encontrado en el mercado con unos guisantes tiernos de plena temporada, abril y mayo, y nos hemos acordado de una receta marinera muy sencilla: sepia con guisantes y patatas.



Podemos cambiar la sepia por jibia (otro día lo intentaremos con una mezcla de mariscos) y tenemos una receta bastante parecida al gaditano choco con papas, también tenemos una receta catalana con los mismos ingredientes: sèpia amb pèsols i patates.
Una receta con producto de temporada que combinan genial, aunque no lo parezca el dulzor de los guisantes frescos combina muy bien con el dulzor final que también tiene la sepia, todo en un guiso trabado con la patata que se nos deshace en la boca.

Vamos con los ingredientes de esta sepia con guisantes y patatas:
  • 1/2 kg de guisantes frescos en vaina
  • 1 sepia mediana
  • 1/2 cebolla
  • 1 tomate
  • 1 ajo
  • 1 vaso vino
  • 4 patatas medianas
  • Azafrán, pimienta, aceite de oliva, sal
Limpiamos los guisantes y tras lavarlas ponemos las vainas en una olla con un par de vasos de agua y una pizca de sal, con las vainas hacemos un caldo corto, cocina de aprovechamiento, no hay nada igual que este caldo para cocinar los propios guisantes.



Limpiamos y troceamos la sepia en trozos no muy grandes, separando las patas y guardando las huevas, en el guiso encogerá un poquito, salpimentamos.


Picamos la cebolla, el ajo, el tomate y el azafrán, hacemos un sofrito a fuego suave.



Subimos el fuego e incorporamos la sepia, salteamos unos minutos.


Añadimos el vino.


Cuando haya perdido el alcohol, bajamos el fuego, tapamos y dejamos cocer hasta que la sepia esté aún algo entera, en olla normal unos 15 minutos, en olla rápida 5 minutos. Si antes de cocer vemos que está muy seco añadimos un poco de caldo,


Pelamos y cascamos las patatas, es decir cortarlas pero rompiéndolas al final del corte para que quede irregular, esa parte de la patata se deshará en el guiso y soltará más fécula, lo que nos dejará un caldo más espeso.


Incorporamos los guisantes, las patatas y las huevas, cubrimos con el caldo de las vainas, salpimentamos.



Dejamos cocer a fuego lento hasta que las patatas estén blandas, al igual que lo estarán los guisantes y la sepia, en olla normal con las patatas cortadas pequeñas, unos 10-12 minutos, en olla rápida 2 minutos.


Estos tiempos son para los guisantes frescos y tiernos de temporada, si lo hacemos con guisantes congelados los tiempos se alargan mucho más y creo que se deberían incorporar junto a la sepia. También aumentamos el tiempo de cocción si ponemos jibia.

Dejamos reposar unos minutos y servimos


Espero que os guste.
Gracias por seguirnos.

jueves, 4 de mayo de 2017

Una receta "sabrosa" desde Japón: Fideos soba con pollo y verduras

Vamos con la adaptación de un plato japonés: fideos soba con pollo y verduras en una salsa cremosa que tiene los cinco sabores básicos: dulce, salado, ácido, amargo y umami, con un buen toque de picante. En esta receta además de hablar del umami, vamos a mostrar una técnica para plancha genial.


Primero los ingredientes de la salsa, ponemos los originales y nuestra adaptación:
  • 1 cda miel
  • 2 cdas vinagre de arroz
  • 2 cdas salsa de soja
  • 2 cdas salsa tahín (o 2 cdas semillas de sésamo)
  • 2 cdas salsa sambala (o 1 pimento asado y 1 cda salsa sriracha)
  • 2 cdas salsa mahonesa
  • 1 cda aceite de sésamo (o aceite de oliva picual)
  • 1 ajo
  • 1 taza caldo daishi (o caldo corto de gamba y acelgas)


Como vemos se trata de otra salsa "omnibus", una salsa de salsas, sencilla y muy sabrosa, juega con el equilibrio de todos los sabores incluido el "sabor sabroso" que es como puede traducirse umami (うま味) aunque su descubrimiento científico es algo moderno su uso no, el umami procede de alimentos con alto contenido en glutamato (ácido glutámico, ácido inosínico y ácido guanílico) como carnes maduras, pescados, setas, algunas verduras y productos fermentados como quesos, salsa de soja o nuestro histórico Garum Sexitano; el padre de la cocina moderna Auguste Escoffier ya introdujo en sus platos este sabor (ver en este enlace).

¿Dónde sacan los japoneses el umami en esta salsa? de la salsa de soja y del caldo daishi,  un caldo que se puede preparar a partir de varios ingredientes pero sobre todo de alga kombu o de pescados como el bonito seco. Nosotros hacemos un caldo corto con cabezas de gambas y caldo de acelgas.


Colamos el caldo, picamos el ajo, añadimos todos los ingredientes de la salsa y batimos, reservamos.

Ingredientes para el plato:
  • 1 pechuga de pollo
  • 1 brocoli pequeño
  • 3 hojas de acelgas pequeñas (o pak choi, la acelga china)
  • 1/4 cebolla ( o una escalonia)
  • la salsa ya preparada
  • 1 atillo de fideos soba por persona
  • sésamo negro
  • azúcar y aceite
Cortamos el brócoli separando los tallos y los brotes, poniendo los primeros que son más duros en la base de la olla, y en el medio la acelga limpia y cortada.

Salamos e incorporamos un vaso de agua, hervimos unos 3 minutos, tiene que quedar al dente.


Escurrimos y guardamos el agua, en la receta original cuecen los fideos soba junto a las verduras, pero vamos a tunearlo.

Picamos una pechuga de pollo en trozos de bocado y salpimentamos.





Y ahora veamos una forma de saltear el pollo para que tenga color por muy fino que lo cortemos. 
En una sartén grande esparcimos una cucharada de azúcar, un chorrito de aceite y dejamos que el azúcar caramelice sin moverlo.



Cuando caramelice añadimos el pollo. Doramos un minuto por lado y añadimos la cebolla cortada fina.


Incorporamos la salsa y los fideos


Añadimos medio vaso del agua de cocción de la verdura y dejamos hervir unos minutos 


Añadimos la verdura y apartamos del fuego.


Removemos


Adornamos con sésamo negro y servimos.



Espero que la hagáis y que disfrutéis, la mezcla de sabores es una armonía en la boca y no os preocupéis por los que no les gusta el brócoli, se lo comerán, ya sabéis que siempre os reitero las propiedades de las verduras crucíferas como el brócoli, la col o la coliflor, no puede faltar en vuestra dieta.

Gracias por seguirnos y que aproveche.