lunes, 25 de julio de 2016

Por qué no lo llamarán ensalada de papas: Kartoffelsalat

Aún recuerdo que en la anterior academia donde enseñaba español hacíamos una vez al mes una noche de cocina internacional con los alumnos, y tuvimos que reducir el número de ensalada de patata alemana, que es lo que significa Kartoffelsalat, a sólo 3 participantes porque una vez nos vimos con 9 cuencos de ensaladas de patatas distintas.



Primera disputa: al sur de Alemania sin mahonesa, al norte con mahonesa, en nuestra receta con mahonesa y un toque más.


Cocemos kilo y medio de patatas peladas y cortadas en trozos grandes en agua con sal, a mí me gusta ponerle una hoja de laurel, manía familiar.


Picamos un cuarto de cebolla, una manzana pelada y 4 pepinillos agridulces grandes.


Añadimos un bote de salchichas pequeñas partidas en dos , "salchichas cocktel", pero si nos gustan más otras salchichas las cortamos y las añadimos o también se le podría añadir restos de asado u otra carne.
Aliñamos con eneldo y unas cucharadas del líquido de los pepinillos, esta agua con vinagre y especias donde se encurten los pepinillos le da un toque genial a las patatas.


Sacamos las patatas y las añadimos escurridas al bol, partiéndolas en trozos, incorporamos 4 cucharadas de mahonesa, 1 de mostaza, sal, eneldo, otras 6 cucharadas del líquido de los pepinillos  y aceite de oliva, sí, sé que la receta original no lo lleva pero es a nuestra adapatación y nos gusta, removemos con una cuchara grande evitando romper mucho la patata.


Dejamos atemperar y servimos como plato único o como guarnición de una carne o salchichas.


Hoy como guarnición de un plato alpujarreño, toma cocina fusión.

Espero que la hagáis en casa, y disfrutéis con ella.

Gracias por seguirnos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario